91 609 60 25 | De lunes a viernes de 10 a 19h

Numanthia recibió su nombre en homenaje a la ciudad de Numancia, conocida en la antigüedad por su legendaria resistencia a la invasión romana. Bajo el asalto de las legiones en 133 a.C., los habitantes se defendieron hasta el final, escogiendo la muerte antes que la deshonra de la rendición.

Tanta tenacidad y resistencia deben impregnar la tierra, muchas de las vides de la propiedad cuentan ya más de un siglo. Numanthia yace entre colinas esculpidas por el río Duero, al noroeste de España, no lejos de la frontera portuguesa. El clima es extremo, con veranos calurosos y secos y fríos inviernos, pero éstas son cepas tenaces, que resistieron a la epidemia de filoxera que asoló los viñedos europeos en el siglo XIX.

En Toro se hace vino desde hace más de dos mil años. La tradición hace que un joven enólogo pueda estar cuidando las vides que plantó su bisabuelo. La Tinta de Toro, parte de la familia Tempranillo es una variedad de uva que recompensa una vinificación meticulosa revelando un carácter intenso y complejo. Los vinos son concentrados y potentes en su esencia, sus notas de frutas del bosque equilibradas con una textura sedosa y elegante. Los primeros viñedos de Numanthia se plantaron en 1870, y hoy la propiedad sigue siendo pionera en el resurgimiento de resistentes vinos de Toro.

Desde sus inicios, Numanthia se convirtió en todo un referente en Toro. En el año 2008 fue adquirida por el grupo LVMH (Moët-Hennessy).

  • Inicio