91 609 60 25 | De lunes a viernes de 10 a 19h

La bodega Pago de Florentino empezó en el año 1997 con la adquisición de 150 hectáreas de olivos de los que posteriormente encuentra terrenos idóneos para la plantación de viña. Los terrenos están en una ladera, ideal para el cultivo de la vid. Es una zona de piedras graníticas. Todas sus cepas son de la variedad cencíbel (Tempranillo) y están plantadas en espaldera, algunas de ellas reconducidas desde el vaso original.
Las viñas están situadas al pie de una colina, protegidas por el norte con una sierra y orientadas al sur, hacia dos lagunas naturales. El clima es extremo, inviernos muy fríos y veranos calurosos que hacen que la lluvia sea mínima. El suelo son galets en superficie (drenaje perfecto), subsuelo con arcillas de un alto potencial de retención (esto hace que las viñas en verano sufran un estrés hídrico moderado) y una capa de pizarra por debajo que hace a modo de balsa.

  • Inicio