Mostrando todos los resultados 10

Elaboran vinos con la honestidad y humildad que sus antepasados les enseñaron.
Su objetivo es que toda persona que elija alguno de sus vinos lo recuerde como único, intentando no defraudar a nadie. Para ello lo más importante para ellos son sus viñedos.
La vendimia se realiza en el mes de octubre recogiéndose la uva bien madura y en un estado sanitario perfecto. Por ello apuestan por las variedades autóctonas perfectamente aclimatadas a su zona. La altitud de 600 metros de las fincas y sus suelos arcillosos les permite elaborar vinos singulares. Esta singularidad se manifiesta en su frescura y en ser vinos afrutados, en los que la crianza se abraza con los aromas varietales para dar vinos delicados, elegantes y en su caso con capacidad de envejecimiento.
Son perfeccionistas y piensan que el mejor vino siempre está por hacer. Esto les obliga año tras año a esforzarse y a considerar cada vendimia como un reto.